Cuando haya tormenta, deja el iPod en casa

Accidente por IpodLos deportistas que salen a correr a pesar de las tormentas harán bien en dejar su reproductor en casa esos días nublados, según muestra el caso de un canadiense que sufrió graves quemaduras, documentado en el New England Journal of Medicine.

El deportista, de 37 años, llevaba un iPod, el omnipresente reproductor digital de la firma californiana Apple, mientras hacía deporte cuando un rayo alcanzó un árbol cercano.

El hombre sufrió graves quemaduras en el pecho, los oídos y la mandíbula debido al metal en los auriculares de su iPod, según señalaron los médicos del Hospital General de Vancouver, en Canadá, en una carta en el New England Journal of Medicine.

Así es que ya lo saben, si hay tormenta, que el Ipod se quede en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.