Todo lo que empieza tiene que acabar

Qué pena que esta semana hayan concluído dos cosas de gran interés para mí.

El Privilegio de mandar
Una telenovela actual que se rige por los cambios y acontecimientos políticos que se viven en México, buscando siempre su lado divertido, tanto de los sucesos como el de sus dirigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.