La maldición de la flor dorada

Anoche (como siempre) vi la película La maldición de la flor dorada. Y aunque al principio inició con calma (lo cual no significa que haya sido aburrida), durante el desarrollo de esta se fueron creando las condiciones para obtener una película sumamente emocionante, de suspenso y gran drama.

Es una película increible, con efectos muy bien aplicados y excelentes fotografías. Del vestuario y de los escenarios solo puedo decir que fueron impresionantes. Valió la pena la desvelada para ver esta gran película, que sin dudarlo, la vería otra vez.

SINOPSIS: China, siglo X. En la víspera del Festival Chong Yang, miles de crisantemos amarillos inundan el palacio imperial. El emperador (Chow Yun Fat) y su segundo hijo, el príncipe Jai (Jay Chou), regresan inesperadamente a palacio después de tres años en el frente.

Su pretexto es celebrar las fiestas con la familia, pero, teniendo en cuenta la fría relación que existe entre el emperador y su mujer (Gong Li), parece que esta visita encierra otras razones ocultas. Entre el glamour y la grandeza del festival se revelan desagradables secretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.