Héroes de la Antártida ~ Mecano

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=U-LL_ks5ghQ[/youtube]

Interesante video sobre los héroes de la Antártida, y anexamos una breve reseña del suceso que se menciona.  Espero sea de tu agrado.

El explorador noruego Roald Amundsen (1872-1928), que en 1906 fue el primer hombre en finalizar el recorrido del célebre Paso Noroeste, dirigió también la expedición a la Antártida que por primera vez alcanzó el Polo Sur.  Su rival fue el británico Robert Falcon Scott (1868-1912), capitán de la Royal Navy, que llegó al Polo Sur sólo un mes después que Amundsen.

Scott llegó a la Antártida en el ballenero «Terra Nova» en Enero 1911. Ese mismo mes llegó Amundsen, a bordo del Fram, a la Bahía de las Ballenas ( 60 millas más cerca del Polo Sur que la base de Scott, en McMurdo).  Cuando Scott recibió un telegrama de Amundsen en el que le decía que también se dirigía al Polo Sur no ocultó su disgusto. El comportamiento de Admusen le pareció desleal por no hacer públicas sus intenciones con una mayor antelación. Admunsen había difundido la idea de que se proponía realizar una expedición al Ártico, cuando en realidad tenía en mente el proyecto de llegar al Polo Sur

Scott, consideró que era de vital importancia para él y para su país ser el primero en alcanzar el Polo Sur. Su expedición estaba formada por Henry Bowers, Edward Wilson, Edgar Evans y Lawrence Oates.  El texto del telegrama en el que Amundsen advertía su cambio de planes a Scott fue el siguiente:

Me permito informarle que el Fram se dirige a la Antártida. Amundsen

A las 15:00 del viernes 14-12-1911, los noruegos alcanzaron los 90º de latitud Sur: el Polo Sur de la Tierra. Pasaron tres días allí y emprendieron la vuelta a su campamento base(Framheim), al que llegaron el 25-01-1912. Tardaron 97 días en ir y volver.  Cuando Scott llegó al Polo, el 18-01-1912, descubrió que Amundsen lo había logrado más de un mes antes. Amundsen dejó una bandera noruega, una tienda negra y una carta para Scott. La carta decía lo siguiente:

Querido Capitán Scott:

Como usted probablemente es el primero en alcanzar esta área después de nosotros, le pediría amablemente expedir esta carta al Rey Haakon VII. Si usted quiere usar cualquiera de los artículos abandonados en la tienda no deje de hacerlo. El trineo dejado fuera puede ser empleado por usted.

Con saludos cordiales, le deseo una vuelta segura. Roald Amundsen.

La enorme diferencia estratégica entre las dos expediciones hizo que Scott fracasara dramáticamente y Amundsen lograse el éxito. Amundsen utilizó para transportarse cuatro trineos y perros de raza groenlandesa, liderados por la hembra Etah. Todos los perros estaban magníficamente adiestrados y Amundsen y sus hombres los controlaban a la perfección. Amundsen tuvo que sacrificar algunos de estos animales antes de llegar al Polo y reservar su carne para el viaje de regreso. De este modo, disminuía el peso del alimento de los perros y garantizaba la alimentación de los perros supervivientes.

Sin embargo, Scott se resistía a emplear estos animales ya que detestaba la idea de sacrificar a los perros para alimentar a los demás. Por este motivo, los perros que llevaba los mandó de vuelta cuando la situación fue empeorando. Llevaba 3 trineos con motor que pronto se averiaron y sus 17 ponies, que cargaban pesados sacos con avena para su alimentación, se hundían en la nieve y al transpirar por todo el cuerpo, su piel se congelaba. Scott tuvo que ordenar su sacrifico. Sin animales que ayudasen, la expedición tuvo que continuar a pie cargando con su equipo.

La expedición de Amundsen tenía, además, mejor equipamiento, ropa de más abrigo y mejores alimentos. Éstos consistían en una ración diaria de : 380 gramos de galletas, 350 grs de pemmican (una comida consistente en una masa de carne seca pulverizada, bayas desecadas y grasas), 40 grs de chocolate y 60 grs de leche en polvo.

Scott también llevaba una gran cantidad de pemmican, pero no tan rica en grasa como la de su rival Amundsen, y el esfuerzo de arrastrar los trineos requería la ingesta de unas 5000 calorías diarias.

Amundsen aprendió técnicas de supervivencia de los indígenas de los climas árticos, algo que no hizo Scott.

El primer miembro de la expedición de Scott que murió fue Evans, que se encontraba herido tras una caída.

Poco después falleció, Oates, quien había perdido la movilidad de un pie por la congelación, lo que obligó a sus compañeros a llevarlo a cuestas. Oates, pidió a sus compañeros que lo abandonasen, pero ellos se negaron rotundamente. Comprendiendo que era una carga para los demás, abandonó la tienda en medio de una terrible ventisca y a -43º C., pronunciando una célebre frase que lo convertiría en héroe nacional: «Sólo voy a salir un rato». Nunca regresó. Ese día cumplía 32 años.

El 12-11-1912, se encontraron los cadáveres de los otros tres miembros de la expedición en su tienda. Bowers estaba envuelto en su saco y Wilson tenía las manos cruzadas sobre el pecho, parecía que ambos murieron mientras dormían. Scott tenía medio cuerpo fuera del saco y uno de sus brazos extendido hacia Wilson, había sido el último en morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.