Mi “Gober Precioso”

Dada la amplia libertad de expresión en México, cada día es mas común encontrar máscaras, programas y comics de la vida política, sin temor a represalias como en el pasado.

Ahora, quien ha llamado mucho la atención recientemente es “Mi Gober Precioso”, quien ya tiene, entre otras cosas, un videojuego donde la intención es tomarse las muy merecidas botellas que le regalaron.

Si quieres perder tiempo y divertirte unos minutos … ahora es el momento… y sé el ¡¡héroe de la película. ¡Dale Papá!.

DeLorean DMC-2

Recuerden por favor la película “Volver al Futuro”, visualicen las peripecias del Dr. Emmet Brown (Christopher Lloyd) y de Marty Mc Fly (Michael J. Fox) que iban del presente, al pasado y luego enrredosamente al futuro en una extraña maquina, parecida a un automóvil, pues les cuento que lo más real de esta futuristica película de hace 20 años, es nada más ni nada menos que el automóvil, ya que se trata de un DeLorean DMC-2 una pieza importante en la historia de los constructores independiente s de autos, ya que el vehículo en donde estos personajes hacían peripecias en el pasado y en el futuro esta basado en un coche REAL.

La estrella de General Motors, John Z DeLorean desafió a la industria automotriz cuando se decidió a fabricar sus autos deportivos, denominados “éticos” en una fábrica en Irlanda del Norte, para ser más específicos en Dummurry.

El DMC2 era un auto construido en acero inoxidable, pulido y sin pintura, el creador del concepto fue Giorgertto Guigiaro. El diseño era fenomenal, las puertas de ala de gaviota, lo hacían ver futurista y de otro planeta, – quizás por eso Robert Zemeckis, pensó en este auto.

Del DMC2 se construyeron 8900 autos, muchos de los cuales están atesorados en colecciones y museos, hay algunos clubes de fanáticos, sobretodo en Estados unidos, el precio actualmente de una pieza construida entre 1981 y 1982 puede alcanzar los 24 ó 25 mil dólares.

Y el Dodge Verna…? Bien gracias…

El Dodge Verna; bonito auto, pero al fin fue reemplazado.

Su nuevo hermano que lo reemplaza se llama Dodge Attitude, que en otros países se conoce como Hyundai Accent.

El Attitude es un auto cómodo y práctico con un equipamiento bastante completo para su rango de precios, aunque escatima un poco en la seguridad: los frenos ABS y las bolsas de aire todavía son accesorios opcionales y sólo están disponibles en las versiones caras.

Viene en tres versiones, según indican el boletín de Grupo Chrysler y su sitio en internet: la más sencilla tiene motor 1.4 litros, 96 caballos y un precio de $190,900. La intermedia incluye motor de 1.6 litros, 106 caballos ($121,900), y la más equipada, con el mismo motor pero transmisión automática, cuesta $136,900.